Escrito por Jesus Dugarte en




El amor se convirtió en odio y el odio en orgullo.

0 comentarios: