Escrito por Jesus Dugarte en




“Lo que más me hirió fue que no me dijiste nada”

0 comentarios: