Escrito por Jesus Dugarte en




Entre ellos, lo único que pasaba era el tiempo.

0 comentarios: