Escrito por Jesus Dugarte en




Ese momento en el que te das cuenta de que hay problemas más importantes que “un corazón roto”.

0 comentarios: