Escrito por Jesus Dugarte en




El fuego es de quien lo mantiene vivo.

0 comentarios: