Escrito por Jesus Dugarte en




No todos los ojos cerrados duermen. Ni todos los ojos abiertos ven.

0 comentarios: