Escrito por Jesus Dugarte en




Y me enamoré hasta de sus defectos.

0 comentarios: