Escrito por Jesus Dugarte en




Un simple “ok” destruye cualquier conversación.

0 comentarios: